El Mundo: Cinco motivos por los que tu dieta debería incluir alimentos integrales?

El Mundo: Cinco motivos por los que tu dieta debería incluir alimentos integrales?

Cinco motivos por los que tu dieta debería incluir alimentos integrales

 

  • Mª ÁNGELES RAMÍREZ

Los productos integrales se han convertido en un alimento esencial en nuestra dieta. Un básico en la lista de la compra y del que cada día encontramos más variedad en el supermercado. Pero, ¿verdaderamente estos productos cumplen lo que anuncian?

La falta de una buena educación alimenticia nos priva de leer y, sobre todo, de comprender las etiquetas de los productos para conocer realmente qué estamos consumiendo. La gran mayoría de los alimentos que presumen de integrales o 'light' no son lo que dicen ser.

Para detectar este tipo de productos hay que tener en cuenta la calidad y la cantidad de sus componentes. Un producto es integral cuando la primera harina que aparece de entre sus ingredientes es integral, y no de trigo. Además, ésta debe estar presente, al menos, en un 40% para mantener todos los beneficios que el grano integral ofrece a nuestro organismo, tal y como afirman el grupo de profesionales del Sistema Fit Natura.

Bien seleccionados, los productos integrales deben convertirse en los grandes aliados de nuestra alimentación. Son tantos sus beneficios que, Israel Calderón deFitNatura, recomienda consumirlos con frecuencia y que no se asocien en exclusiva a dietas de adelgazamiento. Estos son los cinco motivos por los que deberías de consumir productos integrales:

  1. Los granos integrales ( trigo integral, avena, centeno...) aportan fibra, vitaminas (E,B) , minerales( hierro, zinc y fósforo) y otros nutrientes beneficiosos para nuestro organismo. Que se desechan y se pierden en los procesos de refinamiento de las harinas.
  2. Gracias a su bajo índice glucémico son absorbidos lentamente por el organismo. Produciendo menos hambre y ansiedad gracias a su poder saciante.
  3. No engordan menos. Son más saludables y naturales.
  4. Las calorías no lo son todo. Mirar el número de calorías no es suficiente sino tenemos en cuenta la calidad de ellas. Estos alimentos tienen calorías, pero con nutrientes. Los efectos que producen en nuestro organismo son más beneficiosos que las harinas refinadas que, a largo plazo, acabaran saturando nuestro páncreas e hígado.
  5. El consumo de este tipo de productos esta asociado a una reducción de la obesidad, diabetes del tipo 2 y de enfermedades cardiovasculares.