Contar calorías: otro engaño de la Industria.

La industria nos quiere vender que engordamos porque comemos de más. Y que lo que hay que hacer es comer menos, es decir, contar calorías

Es pura mentira. Y es un método de distraer la verdadera razón: LOS ALIMENTOS INDUSTRIALES SON MUY DESEQUILIBRADOS.

Para explicar lo que sucede, muchos nutricionistas utilizan una parábola. Esta es la parábola del Albañil.

images

' Erase un albañil que quería construir su casa. Y para eso necesita estos materiales y en determinadas proporciones:

- 15 paladas de grava

- 15 paladas de arena

- 1 saco de cemento

- 10 cubos de agua

El albañil estaba muy contento con su trabajo, pero resulta que el camionero está medio loco y le trae un camión entero de grava, medio camión de arena, sólo 1/2 palé de cemento y poca agua. A la semana le vuelve a hacer lo mismo, y otra vez y otra vez... al cabo de varios meses acumulaba una montaña de grava, otra más pequeña de arena, tenía muy poco cemento y prácticamente nada de agua. A pesar de tener material no podía hacer ni una hormigonera.'

 

Digamos que el albañil son nuestras células, y los materiales los nutrientes que necesita nuestra célula para sobrevivir.  Y el camionero lóco somos nosotros con nuestras decisiones erróneas a la hora de elegir los alimentos.

Las montañas de grava y arena son la cantidad enorme de residuos que acumulamos y que el cuerpo no sabe que hacer con ellos. Estos residuos se acumulan como grasa (engordamos) y como toxinas (enfermamos).

Se da la paradoja que estamos obesos y a la vez estamos desnutridos de las sustancias más vitales. El cuerpo te sigue pidiendo a gritos comida porque sigue estando desnutrido.

En realidad la cosa se complica más. Porque el metabolismo de los hidratos de carbono en la célula necesita algunos minerales y vitaminas que al no aportarlos el alimento LOS ROBA de otra parte del cuerpo. El déficit aún se hace mayor.

Y con las proteínas excedentarias el hígado las trasforma en uratos, sustancias muy tóxicas, para su eliminación, pero los que no se logran expulsar hay que neutralizarlos y para ellos se utiliza el calcio y otros minerales. Que normalmente se roba de cartílagos, huesos y dientes. Vuelve a haber más déficit.

Las necesidades de nutrientes de las células son las siguientes:

- Hidratos de carbono

- Proteínas

- Acidos grasos 

- Minerales y microminerales

- Vitaminas hidro y liposolubles

- otros nutrientes que sólo existen en las células vivas de los alimentos naturales.

Los alimentos industriales aportan fundamentalmente grandes cantidades de AZUCARES + HIDRATOS + CONSERVAS DE ORIGEN ANIMAL + ACEITES QUEMADOS O ARTIFICIALES (margarinas)... y muy bajas cantidades de minerales, vitaminas y ácidos grasos esenciales.  Estos nutrientes son muy delicados y se pierden con el calor, la trituración, refino etc de los alimentos originales naturales. Los residuos que creamos en forma de grasa y toxinas son enormes.

alimen1

 

Por poner un ejemplo, respecto a las calorías. 100 calorías de azúcar deja residuos y además obliga a robar minerales y vitaminas a las células. 100 calorías de manzana, es gloria y alimento para el cuerpo, no deja residuos ni desmineraliza, todo lo contrario.

 

Engordamos simplemente porque tomamos unos alimentos muy, muy desequilibrados: bollería, bebidas azucaradas, cereales de desayuno, conservas, embutidos, lácteos azucarados, dulces, pasteles, pan moderno, arroz blanco etc etc

Es dificil salir de esta INVASIÓN de alimentos industriales que ocupan el 90% de nuestros supermercados, y nos engañan como muy sanos con la incorporación de vitaminas o minerales sintéticos, que en absoluto reaccionan biológicamente igual que los naturales, es otra forma más de engañarnos. Y por supuesto no tiene nada que ver con la equilibrio de las células vivas de los alimentos naturales.

LA SOLUCIÓN:

Sólo y únicamente en los alimentos naturales, una parte crudos y otra cocinados suavemente, obtendrás todos los nutrientes que necesitan las células y de manera EQUILIBRADA y sin dejar residuos alguno.

Y nada de contar calorías, puedes tomar alimentos energéticos siempre que estos estén equilibrados como: la patata cocida (+ensalada, mejor con piel)... arroz integral ecológico, pandeverdad, avena... plátanos, aguacate... todo tipo de legumbres (+ensalada) etc. No te preocupes de comer de más, ya la fibra de estos alimentos manda señales al cerebro de saciamiento en el momento justo.

Tendrás energía y a la vez adelgazarás.

 

alimentos_0